El autoconsumo residencial se multiplicará en España por 30 en los próximos 3 años

El dato lo hizo público ayer, en Madrid, el primer Observatorio Español del Autoconsumo Residencial. Este informe, “prevé que más de 300.000 hogares unifamiliares instalen paneles solares para casa en los próximos tres años”. Aunque no hay datos oficiales, diversas fuentes estiman que ahora mismo podría haber sobre 10.000 autoconsumo residencial.

Se acaba de presentar en Madrid el primer Observatorio Español del Autoconsumo Residencial. Informe que ha elaborado a instancias suyas el instituto de estudios de mercado Grupo AeI (Análisis e Investigación). AeI ha trabajado con una muestra de 750 encuestas (750 propietarios de vivienda unifamiliar habitual, independiente o adosada, de nivel socioeconómico medio–alto o alto), y la conclusión clave de ese estudio ha sido que el 16,4% de los encuestados ya está evaluando la instalación, “en un corto o medio plazo”, de un sistema de autoconsumo solar en su casa. En España hay más de 5.700.000 viviendas unifamiliares, y dos millones de ellas reponden al perfil estudiado por el Observatorio: vivienda unifamiliar habitual, independiente o adosada, nivel medio–alto o alto, etc.

Pues bien, el instituto especializado en estudios de mercado AiE ha extrapolado ese 16,4% de encuestados que ya se lo están pensando (“mercado latente de elevada afinidad y ya informado”). Y de esa extrapolación ha concluido que alrededor de 328.000 viviendas españolas podrían instalar un sistema de estas características en los próximos tres años (“un corto o medio plazo). El valor acumulado de esos 328.000 auto consumos –que añadirían durante ese trienio unos 1.500 MWde potencia al sistema– rondaría los 3.000 millones de euros, según el Observatorio. La ejecución y puesta en marcha de esos 1.500 megas de auto consumos residenciales demandaría “alrededor de 8.000 nuevos puestos de trabajo especializados: ingenierías, electricistas, instaladores, industria auxiliar, personal de mantenimiento o comerciales, entre otros”.

Una vez instalada toda esa potencia, el auto consumo residencial español generará alrededor de 2,5 GW hora al año. Es decir, algo menos del 1% de la demanda registrada en 2018 en la península ibérica (la demanda alcanzada aquí el año pasado ascendió a los 253.495 GW hora, según el dato oficial de Red Eléctrica de España). Más números: los autores del informe estiman que aproximadamente: Por un lado, el 35% de las instalaciones puestas en marcha durante este trienio serán auto consumos directos (sin batería), a un precio medio de 5.500 euros. Por otro lado, el restante 65% dispondrá de batería, a un precio medio de 11.500 euros. Por lo demás, este primer Observatorio estima que las 328.000 instalaciones potenciales, una vez operativas, evitarán la emisión de 900.000 toneladas de gases de efecto invernadero.

“Aunque es difícil saberlo con precisión, calculamos que ahora mismo hay en el país alrededor de 10.000 autoconsumo residencial”. Por lo que, de materializarse las estimaciones recogidas en este primer Observatorio, el autoconsumo fotovoltaico residencial español se estaría multiplicando por 30, en solo 3 años. Pues bien, incluso en ese caso, estaremos aún muy lejos de las cifras de Alemania. Donde hay 1.600.000 hogares que auto consumen, o de las de Reino Unido, donde hay aproximadamente 800.000 (países ambos por lo demás con muchas menos horas de sol que España).

Paneles Solares en casas

Imagen de un barrio en Alemania con Autoconsumo Residencial

Esos son los números clave del estudio, que el Grupo AeI (Análisis e Investigación) ha centrado. Eso sí, en un perfil muy concreto: vivienda unifamiliar independiente, pareada o adosada situada en zona residencial de gran ciudad o en población periférica. Además, de más de 25.000 habitantes; con perfil socio económico medio alto y alto. Las expectativas pues parecen extraordinarias. Porque estamos hablando solo de un segmento muy concreto de población y de un momento muy específico. Además, el Gobierno acaba de derogar el impuesto al Sol. Pero aún es mucha la desinformación sobre el autoconsumo. Desde luego, algo en lo que insisten los autores del estudio.

Y es ahí donde quiere insertarse este Observatorio, que quiere ser fuente de información… contra la desinformación. El instituto Análisis e Investigación, ha hecho sus 750 encuestas en los meses de febrero y marzo del corriente. De esta forma ha revelado que solo el 16,4% de los encuestados está convencido de que “ya no existen barreras para el autoconsumo fotovoltaico”. Un porcentaje escaso que contrasta sobremanera con ese casi 60% de los encuestados que todavía cree que sigue habiendo barreras al autoconsumo o no tiene muy claro que ya no las haya.

El problema es que ha calado hondo un sexenio de criminalización del autoconsumidor. Un largo sexenio de lo que algunos actores del sector denominaron terrorismo regulatorio, período cuajado de impuestos disuasorios y multas desorbitadas. Así, y, aunque el famoso impuesto ha sido derogado a escala nacional. También la recién aprobada directiva europea de Energías Renovables también dice no a ese impuesto. Y eso que,  tanto el Gobierno central como los autonómicos están simplificando a las tramitaciones. Pero aún son muchas las dudas y temores.

Más lastres
El Observatorio recoge en esta su primera edición otros “mitos y tópicos que lastran el mercado”. Aparte del relativo a las barreras, uno de los tópicos más referidos viene a sostener que: Los auto consumos son “sistemas muy caros que no compensan”. Pues bien, según el Observatorio, un auto consumo “genera una rentabilidad de entre un 6 y un 15% anual sobre la inversión. De esta forma los ahorros en la factura pueden superar el 50%”. Otro de los tópicos más extendidos es que la fotovoltaica es una “tecnología inmadura que da problemas”. El Observatorio también se manifiesta con firmeza al respecto: Ya hay fabricantes de paneles que garantizan un buen funcionamiento de su producto durante 30 años y fabricantes de baterías que ofrecen garantías de 10 años.

Por fin, otro de los mitos más aludidos es aquel que viene a proponer que: “La tecnología avanza muy deprisa y lo que hoy es bueno puede estar superado en un año”. “Todos los sectores tecnológicos innovan –apuntan en ese sentido desde el Observatorio–. Pero es que además en este caso se da la circunstancia de que no todos ofrecen garantías como las que ofrece la foto voltaica. “Una instalación de autoconsumo solar fotovoltaica de hoy de buena calidad –explican los autores del estudio– seguirá funcionando bien dentro de cuarenta años”. La ausencia de un discurso claro por parte de la administración es una de las fuentes principales de ignorancia. Las administraciones no informan como debieran y los interesados. Por esta razón, y que para empezar en la mayoría de los casos no saben siquiera dónde buscar esa información. O bien, no se acercan a la administración en su periplo de búsqueda. Según el Observatorio, el 28,8% de los encuestados ha buscado información sobre paneles fotovoltaicos (que demuestra claramente el interés que suscita esta solución de ahorro). El caso es que, de ese colectivo de buscadores de información, casi el ochenta por ciento (79,2) ha buscado en internet. Eso sí: solo el 3,6% de ellos manifiesta haber buscado en webs de instituciones públicas.

Cuatro conclusiones: dos y dos
• 1. El dinero, como motivación: lo que más motiva a la hora de plantearse la instalación de auto consumo es el ahorro en la factura de la luz, según el Observatorio.

• 2. Valores: la motivación medioambiental también juega su papel. Aunque su presencia en las respuestas de los encuestados –apuntan los autores– es más reducida. “Sin cierta conciencia sobre el cambio climático –sostiene el Observatorio– es difícil dar el paso a la instalación. Es decir, que, aunque el motivo medioambiental no es el de más peso. Sí que se tiene un mayor grado de movilización ante los problemas derivados del cambio climático. De esta forma se construye una base actitudinal casi imprescindible para plantearse la instalación a corto o medio plazo”.

Add Comment